Ellos la empujaron Carmen Winstead

Ellos la empujaron

Carmen Winstead

Esta leyenda urbana es una historia sobre una estudiante de 17 años en Indiana llamada Carmen Winstead, perdió la vida cuando fue empujada a una alcantarilla abierta por cinco chicas de su escuela que creía que eran sus amigas. En ese momento, la escuela estaba haciendo un simulacro de incendio. Carmen era nueva en la zona, su padre había perdido recientemente su trabajo y tuvo que mudarse a otros estados para encontrar un nuevo empleo, y la reubicación a mitad del trimestre había sido dura para Carmen, que tuvo que dejar a sus amigos y asistir a una nueva escuela en Indiana.

A Carmen le costaba mucho hacer nuevos amigos en la escuela ya que nadie estaba particularmente interesado en hacerse amigo de la nueva chica. Inicialmente pasaba la mayor parte de su tiempo sola caminando de clase en clase y pasando sus descansos sin hablar con nadie. Eventualmente, sin embargo, comenzó a salir con un grupo de otras 5 niñas, a quienes consideraba sus amigas, sin embargo, pronto descubrió que habían estado hablando de ella a sus espaldas y difundiendo rumores viles sobre ella en la escuela.

Cuando se enfrentó a ellas al respecto, ellas la intimidaban todos los días haciendo de su vida un infierno. Un día, después de que el acoso se había convertido en mucho para ella, decidió quedarse después de la escuela y contarle al director lo que había estado sucediendo, pero perdió la vida antes de poder hacerlo. Después de la hora del almuerzo, la escuela anunció que iban a tener un simulacro de incendio, y cuando sonó la campana de alarma, todos los estudiantes salieron al patio donde se podía pasar lista.

Las 5 niñas vieron a Carmen de pie cerca de una alcantarilla abierta y decidieron avergonzarla frente a los otros estudiantes, rodeándola, insultándola y empujándola, hasta que se tropezó y se cayó en la alcantarilla. Las 5 niñas pensaron que esto era muy divertido y se estaban riendo cuando la maestra gritó el nombre de Carmen, y respondieron que estaba en la alcantarilla. Los maestros miraron por la alcantarilla y pudieron ver a Carmen tirada en el fondo entre todo el lodo y llamaron a la policía. Al poco tiempo, su cuerpo fue recuperado. Su cuello se había roto cuando su cabeza golpeó la escalera, y su cara estaba muy dañada cuando finalmente golpeó el concreto en la parte inferior.

Todos los estudiantes fueron interrogados, pero como nadie sabía la verdad, excepto las chicas que la empujaron, las chicas culpables lograron mentir para no ser juzgadas. Todos contaron la misma historia, que ella había perdido el equilibrio y se había caído, y la muerte fue declarada un accidente.

Varios meses después, muchos estudiantes de la escuela empezaron a recibir correos electrónicos y mensajes en sus cuentas de myspace titulados ‘Ellos la empujaron’, que decían la verdad de lo que realmente había sucedido ese día. Carmen no se había caído accidentalmente al desagüe, sino que había sido empujada. Los correos electrónicos no revelaban las identidades de los culpables involucrados, sino que amenazaban con que habría consecuencias horribles si no confesaban.

Muchos pensaron que se trataba de una broma horrible para aquellos con el recuerdo de la tragedia aún fresco en la mente de la gente, pero las 5 niñas involucradas en la escuela de Carmen estaban ahora extremadamente preocupadas de que alguien supiera lo que había sucedido y las amenazaba.

A partir de ese momento, muchos estudiantes dijeron escuchar la voz de una chica en la alcantarilla donde calló Carmen.

Pocos días después, una de las niñas involucradas en la muerte de Carmen se encuentra en casa duchándose cuando comenzó a escuchar un extraño sonido crepitante que parecía provenir del desagüe, y rápidamente salió del baño con miedo.

Esa noche, cuando su madre fue a su habitación para darle las buenas noches, encontró la habitación vacía y llamó a la policía. Recorrieron la zona y finalmente la encontraron, sin vida y desfigurada, la dejaron en la alcantarilla donde Carmen perdió la vida. Luego otra y otra hasta que las cinco niñas se encontraron con el mismo destino, sin vida y desfiguradas en las alcantarillas con el cuello roto y la cara arrancada.

Parece que Carmen todavía no está satisfecha, según la leyenda urbana se ha convertido en una entidad retorcida cuyo único propósito es dar a conocer la verdad de como perdió la vida.

No contenta con la muerte de los culpables, visitará a cualquiera que no crea la historia y la transmitirá a los demás, ya sea por un desagüe, un inodoro o una ducha, vendrá a buscarte por la noche mientras duermes, y despertarás en la alcantarilla oyéndola cantar, antes de que te encuentres con el destino de los otros a los que les quitó la vida ahí abajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *