Por esta razón detesto HALLOWEEN

Autor: KinsgarMystery

Hola me llamo Raúl y hoy es Halloween, una fecha que amé desde que tenía uso de razón, aunque ahora la detesto. Verán cuando tenía 8 años conocí a mi mejor amigo llamado Tom, sus padres compraron la casa de al lado, él era hijo único al igual que yo y un día nos encontramos jugando afuera de nuestras casas, lo saludé preguntando algo que era obvio, ya saben, el típico: Hola eres el nuevo vecino verdad, él asintió con la cabeza y dijo que si muy alegremente. ¿Quieres jugar? le pregunté, sin pensarlo 2 veces Tom dijo que si y desde ese entonces fuimos amigos inseparables. Nos embarcábamos en todo tipo de aventuras y travesuras como cualquier niño de 8 años. Continuar leyendo “Por esta razón detesto HALLOWEEN”

Claustrofobia

Autor: Mauro Croche

Natasha y Nina eran 2 jóvenes adolescentes, eran las mejores amigas, hacían todo juntas, eran inseparables, pero un día así de la nada Natasha enfermó y murió de repente, dejando un inmenso dolor a todos, pero esto no terminó aquí. El mismo día del entierro Nina recibió un mensaje por whatsapp y pasó esto. Continuar leyendo “Claustrofobia”

Bon Esponja mató a mi hijo

Autor: KinsgarMystery

Todo transcurría como cualquier día en una compañía de animación muy famosa, varios animadores trabajaban en animar distintos capítulos de la serie Bob Esponja, pero había uno en particular que se llamaba Ricardo, cuya infancia había sido muy dura, su padre había sido un drogadicto que casi a diario golpeaba a su madre la cual decidió suicidarse a causa de tanto sufrimiento, poco tiempo después su padre fue a la cárcel por asesinato y el pasó al cuidado del gobierno al no tener más familia que se hiciera cargo de él. Continuar leyendo “Bon Esponja mató a mi hijo”

Puertas

Autor: Desconocido

Fui adoptado. Nunca conocí a mi verdadera madre, quizá una vez, pero era demasiado pequeño para recordarlo. A pesar de eso amé a mi familia adoptiva. Eran muy amables conmigo. Comía bien, dormía en una cálida y confortable casa, e incluso me dejaban acostarme hasta altas horas de la noche.

Déjame contarte brevemente sobre ellos: primero, tenemos a mi madre. Nunca la llamé «mamá» ni nada por el estilo; para mí era simplemente «Julia». No le molestaba que la llamara así, y hasta creo que tampoco se daba cuenta de ello. Fue una mujer muy amable, creo que fue quien recomendó mi adopción para empezar. A veces me colocaba a su lado frente a la televisión y acariciaba mi espalda con sus uñas. Era una de esas madres ‘hollywoodenses’. Continuar leyendo “Puertas”